IRÁN2020-09-29T15:05:28+02:00

VIAJES PRIVADOS A IRÁN


Viajes exclusivos a Irán diseñados a tu medida

La antigua Persia, un viaje revelador a un país con una historia épica de más de 2.500 años de antigüedad. Irán sorprende y seduce incluso a los más viajados. Atrévete a romper estereotipos y déjate cautivar por su pasado glorioso, sus magníficos yacimientos arqueológicos, sus encantadoras ciudades, su fascinante cultura y, sobre todo, por los iraníes, extremadamente afables y hospitalarios.

Viajar a Irán significa descubrir una de las civilizaciones más antiguas del mundo y puente de culturas entre África, Asia y Europa. Asirios, babilonios, griegos, partos, sasánidas e incluso británicos y rusos, dejaron su huella y conformaron el Irán de hoy, con un impresionante legado histórico, arquitectónico y cultural.

Las ciudades iraníes nos evocan con sus nombres leyendas y cuentos orientales y cada una de ellas aporta una pieza de la rica y longeva historia del país. Teherán, una de las capitales más pintorescas del mundo, es una mezcla de tradición y modernidad cuyo Palacio de Golestán alberga museos de gran interés histórico y cultural. En Isfahán, la ciudad más monumental de Irán y una de las más bellas de Oriente Medio, disfrutarás del magnífico arte islámico materializado en la impresionante Plaza del Imam Jomeini y la Mezquita de los Viernes.

La ciudad-jardín de Shiraz, conocida como la ciudad de las flores y de los poetas y con reminiscencias de la Ruta de la Seda, es actualmente el centro cultural y artístico de Irán y la puerta de entrada a la mítica Persépolis. La antigua capital del Imperio Persa es, sin duda, la joya arqueológica del país. La capital de los reyes de reyes está consagrada a la fiesta más importante del año, la ceremonia del Año Nuevo o Now Ruz, el equinoccio de primavera. Sus impresionantes vestigios te dejarán boquiabierto, igual que la cercana necrópolis de los reyes persas, excavada a los pies del macizo de Nashq-e Rostam, y los relieves de sus sucesores sasánidas, esculpidos en la garganta de Nashq-e Rajab.

A las puertas del desierto, la ciudad caravanera de Yazd te sorprenderá con sus casas de adobe, sus torres de ventilación y, especialmente, su Templo del Fuego, centro de culto del último reducto del zoroastrismo.

Escuchar los ecos de antiguas civilizaciones, admirar los más bellos tesoros de la arquitectura islámica, fotografiar las sublimes cúpulas y los azulejos de las mezquitas durante la puesta de sol, oler ese perfume que emana de las especias, sentir el viento y la arena del desierto, recibir la sincera hospitalidad iraní… estas son las experiencias que te esperan en Irán. Consulta nuestras sugerencias y deja que te asesoremos para diseñar tu viaje único y exclusivo a la antigua Persia.

DATOS PRÁCTICOS

Es necesaria la obtención de un visado de entrada en la Embajada de Madrid. Las obligaciones legales para el ingreso y estancia en el país son las siguientes:

*Tanto hombres como mujeres en todos los lugares públicos, deberán vestir con decoro, lo que en Irán significa que los hombres no pueden llevar pantalones cortos, ni camisetas sin mangas y que las mujeres además, deben utilizar ropa holgada que no marque su fisonomía y deberán cubrir sus cabellos bajo un pañuelo o foulard.

*El Chador (prenda tradicional iraní que es como una especie de capa ligera y que consiste en una pieza de tela rectangular que cubre desde la cabeza hasta los pies) no es obligatorio, salvo cuando se ingresa en las mezquitas y algún otro lugar especialmente sagrado, en estos casos se pueden alquilar estas prendas sin mayor problema.

*A las prohibiciones habituales de casi todos los países del mundo en cuanto a la ilegalidad de la introducción de armas o drogas, en Irán esta así mismo prohibida la introducción en el país de cualquier bebida alcohólica así como de cualquier tipo de material inapropiado.

Irán tiene un clima continental con cambios extremos estacionales de temperatura. En la mayoría del país, la lluvia se restringe al invierno y primavera. Los veranos son calurosos, y los inviernos varían entre moderados y lluviosos, a extremamente fríos. En la costa, los inviernos son moderados, y los veranos calurosos y húmedos. La meseta interior es mucho más fresca en invierno (a veces muy fría), y los veranos, aunque cálidos, no son tan húmedos. Los vientos secos y polvorientos pueden crear condiciones incómodas.

Los mejores meses para visitar Irán van de marzo a mayo y de septiembre a octubre.

La diferencia horaria respecto la península es de 2 horas más en verano y de 3 horas más en invierno.

La moneda oficial es el Rial iraniano. Los euros y los dólares americanos pueden cambiarse en bancos y aeropuertos del país. A pesar de que muchas tiendas y hoteles muestran un logotipo Visa en sus escaparates, en la práctica las tarjetas de crédito rara vez son aceptadas, a excepción de algunos grandes hoteles. Esto hace que sea esencial viajar con dinero en efectivo en todo momento.

IDEAS PARA TU VIAJE A IRÁN

Las siguientes propuestas son un punto de partida de lo que podría ser tu viaje privado a medida a Irán. Trátalas como inspiración, ya que diseñaremos una ruta personalizada únicamente para ti.

A MEDIDA

En Big Sur creamos tu viaje a la medida de tus gustos, intereses y preferencias.
Te ofrecemos un asesoramiento personalizado.

CONTACTA