Los paraísos polinesios
del archipiélago de la Sociedad

Aguas de un color turquesa inmaculado, playas solitarias de arena fina y puestas de sol inolvidables.

Sabes que la Polinesia Francesa es un paraíso porque has visto muchas fotografías de alojamientos de lujo con vistas de ensueño. Es un destino exótico porque has visto cuadros de Gauguin de muchachas polinesias con una flor de tiaré en el pelo. Sus islas son románticas porque en Hollywood, cuando una pareja se casa, su destino soñado es Bora Bora. Además de lo que te han contado, ¿qué sabes realmente sobre la Polinesia Francesa?

Playas de Arena Blanca de Tahití, Polinesia Francesa

Playas de Arena Blanca de Tahití, Polinesia Francesa

Este territorio dependiente de Francia está formado por 118 islas y atolones desperdigados por el océano Pacífico. Aunque ocupan una extensión similar a la de Europa, la suma de sus superficies equivaldría a Mallorca. Las islas se reparten en cinco archipiélagos y los más visitados son el de las islas de la Sociedad y el de las Tuamotu.

Si tienes dudas acerca de cuál de los dos deberías visitar, desde Big Sur Assessors te animamos a que visites ambos. Así tendrás una visión de conjunto de las maravillas paisajísticas de la Polinesia Francesa. En este primer artículo, te hablaremos de cuatro de las islas del archipiélago de la Sociedad, islas volcánicas con un bello contraste entre una naturaleza exuberante y playas espectaculares.

Montes de Moorea vistos desde Tahití, Polinesia Francesa

Montes de Moorea vistos desde Tahití, Polinesia Francesa

La isla de Tahití es la mayor de la Polinesia Francesa. En ella se encuentra Papeete, la dinámica capital de este territorio que preserva la cultura polinesia con orgullo.

Visitar Tahití será una experiencia ideal para disfrutar del contraste de paisajes y para profundizar en la cultura polinesia.

Sus expresiones artísticas más destacadas son las danzas, los tatuajes y el estampado de tejidos de fibras naturales. Además, hay que destacar su gastronomía exquisita, donde el pescado y las frutas tropicales son los protagonistas.

Playas de la isla de Moorea, Polinesia Francesa

Playas de la isla de Moorea, Polinesia Francesa

La vecina isla de Moorea te fascinará por sus bellas cimas escarpadas, como las del monte Mauraroa y del monte Toihea. Esta isla cautiva al viajero por sus paisajes, pero también por su ambiente bohemio. Por eso, muchos artistas han elegido Moorea para inspirarse para sus obras y para llevar una vida contemplativa.

Una de las mejores experiencias para explorar la isla a fondo es hacer una excursión en 4×4 por la isla de Moorea.

Esto te permitirá disfrutar de vistas maravillosas, como las de las bahías de Opunohu y Cook desde el mirador Belvedere. Aquí encontrarás cascadas, plantaciones de frutos tropicales e incluso yacimientos arqueológicos. Sus bellos fondos marinos de coral son excepcionales para bucear y en sus aguas también podrás hacer excursiones ecológicas para el avistamiento de delfines y ballenas.

Fondo marino de la Polinesia Francesa

Fondo marino de la Polinesia Francesa

No por ser la más conocida dejará de sorprenderte. La belleza de la laguna de Bora Bora con el impresionante monte Otemanu al fondo te pondrá la piel de gallina. En ese momento entenderás por qué Bora Bora es la perla del Pacífico. En sus playas idílicas parece que el tiempo se haya detenido. Aquí disfrutarás de una estancia íntima y relajada como en pocos lugares del mundo.

Además de ser una de las islas más románticas del mundo, ideal para un viaje de luna de miel exclusivo, en la laguna de Bora Bora descubrirás un fascinante universo submarino.

Puesta de Sol en Tahití, Polinesia Francesa

Puesta de Sol en Tahití, Polinesia Francesa

Te recomendamos que hagas una excursión-crucero en la laguna de Bora Bora, donde podrás vivir una experiencia tan inolvidable como bucear entre tiburones y mantas raya y darles de comer. Y también que subas a lo alto del monte Pahia, desde donde tendrás una de las mejores vistas de la Polinesia. En nuestro post  «Cinco experiencias inolvidables con Big Sur» te hablamos un poco más de esta experiencia.

Antes de despedirte del archipiélago de la Sociedad, haz una breve parada en Huahine, la isla secreta.

Esta pequeña isla es todo un hallazgo. Aquí podrás disfrutar de actividades de naturaleza al aire libre y vivir la Polinesia más auténtica. Las localidades de Maeva y Fare te permitirán descubrir el día a día de la vida rural de las islas y sus principales vestigios arqueológicos.

Mientras vamos preparando nuestro artículo sobre el archipiélago de las Tuamotu, aprovecha para visitar nuestras rutas exclusivas a la Polinesia Francesa y empieza a hacer realidad el que será uno de los viajes de tu vida.

2020-11-08T22:46:59+01:00Magazine, Oceanía|