Los masáis, la esencia cultural de
Kenia y Tanzania

Al pensar en hacer un safari en Tanzania o Kenia, nuestra mente empieza a fantasear con la posibilidad de ver en vivo leones, elefantes, rinocerontes, leopardos y búfalos en paisajes de ensueño. Ver a los Cinco Grandes en su hábitat, entre otras muchas especies, y descubrir la belleza paisajística de lugares únicos en el mundo como, el Masaai Mara, el Serengueti o el cráter del Ngorongoro son experiencias inolvidables porque suponen una ruptura total con nuestro universo cotidiano.

Pero lo maravilloso de viajar es que nos recuerda que lo insólito para unos es el día a día para otros. Que el lugar donde nacemos determina en gran parte nuestro modo de vida. Una experiencia cultural única que podremos vivir en Tanzania y Kenia es visitar un poblado masái. Así podremos conocer la forma de vida y las costumbres de este pueblo nómada y guerrero que habita humildemente en los aledaños de estos paraísos naturales.

Detalle de la indumentaria de kis masái

Detalle de la indumentaria de kis masái

La comunidad masái vive repartida entre los territorios del sur de Kenia y del norte de Tanzania.

Enseguida sus vistosas indumentarias de colorrojo nos llamarán la atención. Este color tiene un simbolismo muy especial para ellos, ya que representa la valentía, la unidad y la sangre, valores muy arraigados en sus creencias y tradiciones.

La valentía es fundamental en el que antaño había sido un pueblo de tradición guerrera. Antes el rito iniciático para los jóvenes masáis era cazar un león, pero los tiempos han cambiado y ahora esta comunidad vive principalmente del pastoreo y de sus rebaños, su bien más preciado.

Madre masái con su bebé

Madre masái con su bebé

Otro valor que podemos apreciar en su día a día es la unidad. Sus aldeas de casas humildes, hechas de adobe y llamadas boma, están organizadas en círculo y para ellos el grupo es esencial. Cada individuo de cada edad tiene su cometido. Los niños vigilan los rebaños, las mujeres suelen construir las casas, ordeñar y dedicar su tiempo libre a la elaboración de vistosos ornamentos. Los hombres jóvenes suelen ocuparse de las labores más complicadas del pastoreo y de la caza, incluso suele haber en cada comunidad un laibón, un líder espiritual de la comunidad.

Aunque nos pueda parecer increíble, la sangre también tiene un lugar destacado en la cultura masái.

Tradicionalmente la leche ha sido el elemento básico de la dieta de los masáis y suelen mezclarla con sangre de buey como reconstituyente. Esta mezcla que solían tomar guerreros y personas enfermas es un ejemplo muy particular de las tradiciones masáis, quienes también tienen grandes conocimientos sobre las propiedades curativas de hierbas y plantas.

Niños y jóvenes masáis

Niños y jóvenes masáis

Su conexión con la naturaleza y su valor ha sido lo que les ha permitido sobrevivir en condiciones hostiles y preservar sus costumbres.

Los gobiernos a menudo han priorizado los intereses y los ingresos que la fauna y el turismo proporcionan, pero los masáis siempre han luchado por lo que consideran que es suyo.

Para ellos, la vida es una sucesión de rituales iniciáticos hasta alcanzar la madurez. Con el paso de los tiempos y el progreso, se está luchando para que algunos de ellos, como la circuncisión y la ablación, vayan quedando en desuso. Para los masáis, la vida es sobre todo presente. Unas generaciones transmiten a las otras solo aquello realmente valioso para desenvolverse en la vida. Sus celebraciones son una fiesta de alegría y de color, donde las protagonistas son las sonrisas y las pintorescas danzas masáis con sus característicos saltos verticales.

Mujeres masáis

Mujeres masáis

En Big Sur Assessors creemos que conocer la cultura masái es una visita imprescindible para que tu viaje sea una experiencia completa. Consulta nuestras rutas a medida a Tanzania y Kenia para encontrar la que mejor se adapte a tus deseos viajeros.

2020-10-09T11:21:04+02:00África, Magazine|